Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Exposición CAAM - Los Balcones 11. Plantas: -1 y 0

Está en CAAM » Exposiciones » 2016 » Lola Massieu Inquietud abstracta

Lola Massieu Inquietud abstracta

27 octubre 2016 - 8 enero 2017

El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) presenta la exposición retrospectiva Inquietud abstracta, dedicada a la artista Lola Massieu, una de las creadoras más destacadas del siglo XX en Canarias. La muestra se podrá visitar, con entrada libre para todos los públicos, del 27 de octubre de 2016 al 8 de enero de 2017.

El proyecto expositivo, comisariado por Mari Carmen Rodríguez, conservadora del CAAM, ofrece un recorrido por la trayectoria artística de Lola Massieu a través de una cuidada selección de 60 obras procedentes de la familia de la artista, distintas instituciones públicas y coleccionistas privados.

Con esta muestra el CAAM y el Cabildo de Gran Canaria rinden homenaje a esta genial artista, que despertó a lo largo de su vida una enorme admiración por su obra y su apasionada personalidad. Junto a ello, el centro de arte recupera en su programación el compromiso de producir proyectos expositivos que investigan y dan perspectiva histórica a figuras del arte actual en las Islas Canarias.   

La selección de obras reunidas en Inquietud abstracta abarca más de medio siglo de producción y revela el carácter expresivo de la obra de Lola Massieu, una creadora que consiguió situarse sin complejos entre los artistas destacados de este país que apostaron por el arte informalista en la España de la década de los sesenta, como lo hicieron Millares o Tàpies.

A lo largo de su trayectoria profesional, Lola Massieu mantuvo un interés por la investigación y la utilización de nuevos materiales en sus obras. Fue además una activista del arte. Participó en la formación de grupos artísticos, como Espacio y Espiral, y colaboró con otros. Ejerció además como profesora de artistas, artesana, decoradora y restauradora.

En el ámbito personal, destacó como defensora de la igualdad de derechos de la mujer y por su personalidad, directa, cercana y transparente. Fue una mujer “pionera, rebelde, activista, vitalista y con un gran desparpajo”, tal y como la define la comisaria de la exposición. 

Lola Massieu en su estudio de La Angostura, Gran Canaria,en 1994.j
Lola Massieu en su estudio de La Angostura, Gran Canaria, en 1994. Foto Mariano Guillén

 

Lola Massieu (Las Palmas de Gran Canaria, 1921-2007) nace en el seno de una familia en la que la cultura tiene una presencia relevante. Desde niña inicia su formación artística con su tío, el pintor Nicolás Colacho Massieu y Matos, quien la instruye en su taller en las técnicas del dibujo y en los principios básicos de la pintura. Tanto su tío,  como Nicolás Massieu y Falcón, su tío abuelo, también artista, influyeron notablemente en el entorno artístico y académico de la época y en la propia Lola Massieu.

Ya en su juventud y madurez, “crea desde la soledad, desde la resistencia, con valentía; rompe con los roles de su género y de su clase social de manera responsable y asumiendo el riesgo; una leve emancipación a través de la pintura que cuenta con el apoyo de su marido y la complicidad de sus hijas”, destaca Mari Carmen Rodríguez.

La exposición comienza con una selección de obras creadas por Lola Massieu en la década de los 40, una época en la que la artista empieza a experimentar con el color en sus primeras pinturas al óleo, en las representa retratos, naturalezas muertas, paisajes y flores, con una voluntad experimental que no abandonará a lo largo de su producción artística.

La muestra prosigue con creaciones de los años 50, en las que va renunciando a las referencias figurativas y logra alcanzar una abstracción, en sintonía con el arte constructivista. En esta época comienza a hacerse evidente la transición hacia la abstracción, en los espacios y los volúmenes, a través de gruesos empastes y manchas de color. Poco a poco, se introduce en la estética informalista jugando con las posibilidades expresivas de la materia, a la que da prioridad, por encima del color y la forma, lo que la lleva a incorporar los nuevos materiales, como betunes y alquitranes.

En sus series de los años 60, considerada por muchos expertos como la mejor de la producción de Lola Massieu, conecta con la segunda oleada de expresionistas abstractos americanos, los europeos y la corriente informalista española. De esta etapa, se exhibe una amplia selección de obras, caracterizadas por su sobriedad y una manera muy singular de construir el espacio a base de estructuras geométricas, franjas verticales y horizontales, veladas o definidas; un trabajo que Eduardo Westerdahl, gran defensor de su obra, relaciona con obras Nicolás de Stael o Mark Rothko. 

Durante la década de los setenta Lola Massieu acentúa el carácter expresivo de su pintura. Las rígidas estructuras ortogonales de la década anterior ceden paso a una abstracción más suave, y el espacio se define con texturas de formas orgánicas. La decalcomanía la construye a base de resinas y óleos. Desde estos años 70 se incluye una quincena de pinturas, que se manifiestan desgarradoras y sugieren espacios inquietantes, desolados e inciertos.

El proyecto expositivo incluye asimismo obras de los años 80 y principios de los 90, en las que incorpora la técnica del pan de oro en una serie de creaciones que poseen una gran carga emotiva y evolucionan hacia una apariencia trascendente, al recrear elementos arquitectónicos e iconografía reservada hasta entonces al arte sacro.

ÚLTIMA PRODUCCIÓN

La retrospectiva finaliza con su producción de la década de los 90 y comienzos de los 2000. Es la época de las series Un mundo en descomposición, Manzana podrida y los recuerdos de su infancia, en las que se evidencia una postura más activa y de denuncia social, un periodo en el amplía la gama de colores en función de inquietudes expresivas y posicionamientos personales con respecto a la contemporaneidad.

Subraya la comisaria de la exposición que Lola Massieu mantuvo a lo largo de su vida, “el difícil equilibrio entre pasión y reflexión, arriesgándose siempre; recibió premios y reconocimientos, también silencio. Vivió y creó de manera generosa. Como ella misma señala, lo que perdura, y como así deseaba, son sus cuadros”.

ACTIVIDADES PARALELAS

  • Inauguración infantil
    Viernes 4 de noviembre, a las 18:00
    CAAM Los Balcones 11
    Actividad para familias con niñas-os de 4 a 14 años. Colabora Libbys

  • SEMINARIO
    Jueves 17 de noviembre, a las 19:00
    Sala polivalente del CAAM
    Intervienen Orlando Britto Jinorio, Mari Carmen Rodríguez, Ángeles Alemán y Fernando Castro Flórez 

  • PUBLICACIÓN
    La exposición va acompañada de un catálogo bilingüe que incluye textos de Fernando Castro Flórez, Orlando Britto Jinorio, Yolanda Peralta y Mari Carmen Rodríguez. La publicación está a la venta en La Tienda CAAM y a disposición de todos los públicos en la Biblioteca y Centro de Documentación de este centro de arte.

Artista: Lola Massieu
Título de la exposición: Inquietud abstracta
Comisaria: Mari Carmen Rodríguez
Fecha: 27.10.2016 - 08.01.2017
Espacio: CAAM - Los Balcones 11. Plantas: -1 y 0
Las Palmas de Gran Canaria. España.
Produce: Centro Atlántico de Arte Moderno, CAAM. Cabildo de Gran Canaria

Presupuesto: 38.000 euros
Colabora: JTI
Entrada libre