Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Exposición CAAM - Los Balcones 11

Está en CAAM » Exposiciones » 2008 » Josep Renau 1907-1982. Compromiso y Cultura

Josep Renau 1907-1982. Compromiso y Cultura

17 julio - 21 septiembre 2008

Con motivo del centenario de su nacimiento la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), adscrita al Ministerio de Cultura y el Centro Atlántico de Arte Moderno han organizado la exposición antológica Josep Renau (1907-1982): Compromiso y Cultura, con el objetivo de revisar y dar a conocer ideológica, intelectual y estéticamente la figura de Josep Renau y su importante legado. Jaime Brihuega es el comisario de esta exposición que reúne en el CAAM, tras su paso por Valencia, Madrid y Sevilla, dos centenares y medio de piezas representativas de lo que fue una actividad que, contemplada desde la distancia, resulta a todas luces desbordante. Cuadros, dibujos, bocetos de murales, fotomontajes, carteles, ilustración gráfica de índole diversa... componen un conjunto de obras que despliega un amplio abanico de géneros de expresión visual a la vez que evidencia la inagotable elasticidad plástica de Renau.

La muestra, articulada visualmente a través de ampliaciones monumentales de las imágenes más significativas de Renau, se completa con diverso material sobre soporte audiovisual, a través del que el visitante puede acceder a filmaciones inéditas procedentes de la radiotelevisión de la D.D.R. además, se ha realizado un documental específicamente para la exposición titulado Josep Renau: Arte en guerra, dirigido por Joan Dolç. También tendrá lugar un concierto de música relacionada con diversos momentos de la biografía de Renau.

Según el comisario de la exposición Jaime Brihuega "Josep Renau es un referente clave para entender la naturaleza y el comportamiento de la cultura española contemporánea. Lo es desde todos los flancos de su biografía como artista, responsable de política cultural e intelectual atento a todo aquello que desde el presente implica el diseño del porvenir. Y ello hasta el punto de rubricar uno de los polos de la dialéctica encarnizada que se produjo entre las nociones de pureza y compromiso, alentando el devenir de nuestra cultura durante el tramo central del siglo xx".

En opinión de Brihuega "su insumergible concepción del arte y la cultura como factores de agitación, es más, como herramientas indispensables para transformar las estructuras que rigen las relaciones sociales en una dirección de progreso, hace de él un verdadero símbolo alternativo. El paradigma de aquella condición intelectual que se resiste a entrar en mausoleo alguno, pues está dispuesta a seguir vigente (o, si se prefiere, pendiente) como el gen más activo de entre todos aquellos que han impulsado la Edad de la Razón".

Recorriendo cronológicamente estas obras queda patente cómo Renau sintonizaba, sucesivamente, con las propuestas comunicativas de su tiempo. El art déco, el primitivismo telúrico de la poética de Vallecas, la herencia del activismo gráfico del dadaísmo comprometido, así como su continuidad en las sucesivas poéticas visuales del radicalismo político germano y en muchos registros de la sensibilidad neoobjetivista de entreguerras, la vocación colectiva del gran muralismo de los mexicanos, el constructivismo realista de tiempos de la guerra fría...

También supo conectar con la autonomía lingüística que manifestó el diseño publicitario. Su dilatada serie The American Way of Life, por ejemplo, muestra, en palabras de Brihuega "cómo Renau asumía una permeabilidad massmediática similar a aquella de la que hacía morbosa gala el pop art cuando, por las mismas fechas, transgredía las fronteras del recinto de los géneros artísticos. Pero Renau lo hacía con una diferencia substancial, ya que si asumía la selva de imágenes circundante era para poder atacar el corazón mismo del contexto ideológico, económico y político del que estaba brotando ese universo de los mass media."

A través de esta exposición no sólo se conmemora aquí al artista y al diseñador gráfico. También a quien con su escritura polemizó sin descanso, descendiendo siempre en estratégico picado sobre momentos especialmente cruciales de nuestra historia cultural. Y, muy especialmente, a quien afrontó responsabilidades políticas en tiempos de crisis con una brillantez que difícilmente ha vuelto a ser igualada. El pabellón español de la Exposición Universal de París de 1937 y sus excepcionales contenidos, el salvamento del tesoro artístico español amenazado por los bombardeos de los sublevados o la creación del Consejo Nacional de la Música y la Orquesta Nacional son tres referentes titánicos del apenas año y medio que permaneció en el cargo de director general de Bellas Artes.

Brihuega concluye que esta exposición "es un homenaje que también reclama un acto de justicia histórica. Nadie puede negar hoy, y nadie lo hace, el importante lugar que Renau ocupa en la historia de nuestra cultura visual contemporánea. No se puede abordar a Renau sin anteponer, como una verdadera premisa sine qua non, ese compromiso ideológico, social y explícitamente político que mantuvo a lo largo de toda su vida. De ahí el orden de colocación de los sustantivos que articulan el subtítulo de la presente muestra: compromiso y cultura".

La muestra se estructura en cuatro secciones:

  • Tiempos de República. Entre la formación y el compromiso (1926-1936)
  • España en guerra (1936-19393)
  • Cruzando el océano. El exilio en México (1939-1958):
  • Imágenes más allá del muro. En la República Democrática Alemana (1958-1982):

 

En cada uno de estos apartados se combinan las obras originales con el material documental y proyecciones audiovisuales, tanto de obra asociada a la arquitectura y al espacio urbano como de textos de Renau que sinteticen su postura intelectual.

Datos biográficos:

Josep Renau nació el 7 de mayo de 1907 —pero no consta como tal en ningún registro parroquial de Valencia, su ciudad natal, porque su auténtico nombre era el castellano José Renau Berenguer—, hijo primogénito de José Renau Montoro, brillante restaurador, pintor y académico profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, y de la ama de casa Matilde Berenguer Cortés. Por ello, por ser el primer vástago de una familia numerosa, su progenitor le inculcó el amor al arte.

En 1920, a los trece años, se matriculó en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, un centro académico donde predominaba, en la década de los años veinte, la estética postsorollista, ante la cual Renau reaccionará con virulencia y tras un conato de rebelión plástica es expulsado temporalmente de la Escuela. Su padre profesor le castigó obligándolo a trabajar en la litografía Ortega, y esta represalia paterna marcará el destino del rebelde adolescente. Renau compatibilizó el trabajo litográfico con los estudios de Bellas Artes, y así, en 1927, a los veinte años, consiguió graduarse, e incluso, como estudiante destacado, recibió el Premio Roig de Teoría de las Formas Arquitectónicas y Arte Decorativo y el Premio del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de Teoría e Historia de las Bellas Artes, que llevaban aparejada bolsa en metálico.

Entre los dieciocho y los veintidós años, el joven Renau adopta el seudónimo, casi heterónimo, de Renau Beger, afrancesando su apellido materno y entrando así de lleno en la modernidad cosmopolita, frívola y metropolitana del art déco que dominaba la ilustración valenciana durante los alegres años veinte. Renau Beger se decantará, a través de diversas empresas litográficas, por el diseño gráfico, el cartelismo y la publicidad comercial, mundo artístico que ya nunca abandonará.


Título de la exposición: Josep Renau 1907-1982. Compromiso y Cultura
Comisario: Jaime Brihuega
Fecha: 17.07.2008 - 21.09.2008
Espacio: CAAM - Los Balcones 11
Las Palmas de Gran Canaria. España.
Horario: M a S de 10 a 21 horas. D de 10 a 14 horas.