Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Comunicación

Está en CAAM » Vídeos » Exposición 'Nadie es inmune' de Marina Vargas

Vídeo: Exposición 'Nadie es inmune' de Marina Vargas

El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) de Las Palmas de Gran Canaria expone hasta el 20 de enero de 2013 Nadie es inmune, la primera muestra individual de la artista Marina Vargas (Granada, 1980) en un museo público en España. La exposición reúne piezas de escultura, pintura y fotografía, además de una obra de pintura mural creada in situ en una de las salas de arte del centro. La mayoría de las obras que se exponen es inédita.

El trabajo de esta artista es muy impactante, neobarroco, con una cuidada puesta en escena. En sus obras se producen diálogos constantes alrededor de las ideas de las idolatrías judeocristianas religiosas de Occidente, la sexualidad, la feminidad, la violencia, el amor y el deseo; son obras en las que reina el simbolismo revisionista de las identidades contemporáneas.

El director artístico del CAAM y comisario de la muestra, Omar-Pascual Castillo, explica que "cuando una obra de arte --ya sea clásica, premoderna, moderna o contemporánea- no deja impasible al espectador ante su presencia, logra su objetivo. Genera dudas, sensaciones, sentimientos, recuerdos o ideas que alrededor de la experiencia de su apreciación, su presencia evoca. Marina Vargas logra definitivamente esta experiencia, ante cualquier obra de su amplia producción, que abarca desde el dibujo, la pintura, la pintura escultórica, la escultura, la fotografía, el videoarte y la instalación más pictórica-dibujística, no puedes quedarte impasible".

La artista, subraya Omar-Pascual Castillo, "obliga al espectador a posicionarse frente a su obra como quien esta siendo testigo de cualquier enunciado sentimental, escudriñando en las entrañas de miedos y de deseos, e incluso, a veces, mediante un acto escatológico que pudiera provocarnos repulsión. Con estos condicionantes, dados por la visceralidad de la que hace gala, la divergencia estética de su barroquismo o su despliegue simbólico, la artista atrapa a la persona que se sitúa frente a su obra en una relación de amor-odio; atracción-rechazo, empatía-apatía. Una situación que ocurre por una operación muy elemental de dicotomía estructural de las herramientas visuales con las que la artista trabaja habitualmente, ella saca ante nuestra mirada sus visualizaciones de la vida y la muerte, la fe y el agnosticismo, el orden y el caos de nuestro tiempo y nuestro pasado".

El trabajo de esta artista es "una obra cargada de dramatismo, de brutalidad y belleza combinada, donde lo interno, aquello que en el significado de las cosas habita, sale a la luz bañado de sangre sanadora, oropel y luz anacarada; donde la violencia es domada por la foresta, donde la deidad es bautizada por la belleza de la caricia del otro, aquel que más la adora. Nadie es inmune ante el amor, la muerte y las dudas de la fe, diría Marina Vargas, y sobre estas diatribas va su primera muestra personal en un museo en Europa".

Marina Vargas se formó en Bellas Artes en la Universidad de Granada y ha mostrado su obra en las ciudades de Granada, Sevilla, Córdoba, Málaga, Milán, Nueva York, México, Monterrey o La Habana, ganadora de premios como el INJUVE (Madrid) y INJUVE (Málaga), ambos en 2008, Premio Internacional de Pintura Focus Abengoa (accésit) en 2008, o las Becas de Creación Iniciarte (Sevilla) en 2009, o la otorgada por la Fundación Antonio Gala, en 2006, entre otros.


YouTube: Caam Las Palmas